Vida del estudiante June 04, 2020
Guía definitiva de solicitudes de trabajo para estudiantes

Guía definitiva de solicitudes de trabajo para estudiantes

¿Eres un estudiante en busca de empleo y no sabes ni por dónde empezar con tus solicitudes de trabajo? No te preocupes, seguro que no eres el único. Lo cierto es que al principio puede ser todo un reto: empezar a preparar tu CV, tener que redactar una carta de motivación (la cual nunca supiste que existía, por cierto)… Podría ser catastrófico. No obstante, incluso aunque no tengas mucha experiencia laboral – lo cual es lo más normal; si te informas bien sobre cómo hacer buenas solicitudes de trabajo, te darás cuenta de que no es tan complicado como parece.

Para hacer tus solicitudes de trabajo en condiciones, tendrás que esforzarte para ponerte en la mentalidad de aquel que te va a contratar. Espera, ¿acaso sabe alguien leer mentes? No, pero cierto es que algunos reclutadores ya han desvelado las características principales que suelen buscar en un buen candidato. Siendo estudiante y con poca experiencia, seguro que estás deseando saber de qué estamos hablando. Agarra un café y continúa leyendo esta guía de solicitudes de trabajo para estudiantes, ¡que esto acaba de empezar!

El currículum vitae

Querido currículum vitae: qué importante eres, ¡y qué difícil es decidir con qué información rellenarte! Bien es sabido que un CV es lo principal, lo primero que aquel que revisa tu solicitud de trabajo ve de ti. Aporta una primera impresión, da pistas sobre tu personalidad, ideas sobre qué tipo de trabajador eres… Con el currículum, te lo juegas todo.

No obstante, en un currículum vitae no sólo cuenta la experiencia laboral aunque muchas veces exista esa confusión. Si eres un estudiante que se mete por primera vez en el mundo del trabajo, entonces es normal que sientas la presión e inseguridad al compararte con otros en este campo. Pero, ¡que no cunda el pánico! En realidad, si eres un recién graduado o titulado, lo más normal es que mandes tu solicitud a algún puesto de nivel junior. Por eso, tus experiencias laborales previas no son las únicas en las que te tienes que centrar.

Habilidades blandas

¿Sabías que es crucial tener un a partado de habilidades en tu CV? Además de incluir las habilidades que hayas obtenido por tus estudios y certificados, también es crucial que menciones tus habilidades blandas. Estas dan al reclutador una idea sobre tu personalidad y motivaciones, y también sobre cómo podrías crecer profesionalmente dentro de la empresa. A veces, esto dice más de ti que cualquier experiencia laboral previa simple.

Las habilidades blandas se obtienen en actividades extraescolares, así como programas de voluntariado. Asegúrate de mencionar todas aquellas que consideras que has adquirido en momentos de tu vida personal. No tienen que ver específicamente con tu carrera educativa, simplemente tienen que dar una idea de en qué aspectos (a parte de conocimientos) podrías aportar algo especial a la empresa.

Logros y hobbies

Si no tienes mucha experiencia laboral previa, entonces también te interesará destacar en tu sección de logros y hobbies. ¿Quizá hayas jugado profesionalmente al tennis? ¿O tienes un certificado de algún idioma importante que te vaya a ayudar en el puesto de trabajo? Este tipo de cosas también ayuda al reclutador a hacerse una idea de qué tipo de persona eres, y demuestra que tienes otras aspiraciones a parte de simplemente ganar dinero.

Estas son sólo dos de las secciones más importantes que debes incluir si eres un estudiante haciendo solicitudes de trabajo, ¡pero hay muchas más! Siempre puedes continuar echando un vistazo ejemplos de currículum para inspirarte, e informarte un poco más sobre cómo hacer un buen currículum vitae.

La carta de presentación

Si bien el currículum es crucial en las solicitudes de trabajo de estudiantes, la carta de p resentación no es para menos. Cuando un reclutador está indeciso sobre qué candidato contactar para continuar con el proceso de selección, entonces este documento toma aún más importancia y puede marcar la diferencia. Esto se debe a que aporta una visión general sobre tu verdadera motivación en cuanto al puesto se refiere, y realmente demuestra si te has esforzado en que te consideren siquiera.

Para escribir una buena carta de presentación es súper importante que hagas tu pequeña investigación sobre la empresa y sus valores, y que los tengas muy en cuenta a la hora de redactarla. Además, también debes llevar especial cuidado con hacer que sea específica al tipo de vacante que solicitas. De nada te sirve hablar sobre tu experiencia paseando perros si vas a trabajar como ingeniero. A no ser que menciones sobre cómo te ha ayudado a gestionar tu tiempo… ¡Ponte creativo al hacer que sea relevante! Esto se agradece mucho cuando no has tenido otros muchos puestos previos.

Las redes sociales

Sí, si has llamado la atención del reclutador, entonces lo más probable es que te busque en las redes sociales. Una vez se han hecho una idea sobre qué tipo de persona eres basada en tu CV y carta de presentación, es bastante común que quieran verificar que tienen la impresión adecuada. Por eso, asegúrate de hacer una buena limpieza de tu perfil si lo tienes en público y despréndete de todos los posts que puedan ofender o den una impresión equivocada sobre quién eres. Al final, si te contratan, ¡representarías a la empresa de una forma u otra! ¿Y por qué contrataría alguien a una persona que sólo sube vídeos de fiesta y borracho?

Otra manera ideal para parecer profesional es tener un perfil de LinkedIn. En realidad es como un pequeño CV en la red; pero que puede aportar a la impresión que das si creas posts relacionados con la industria, por ejemplo. Además, LinkedIn tiene otros muchos beneficios profesionales que te pueden servir en un futuro: puedes formar tu propia red de contactos, demostrar tus habilidades con los tests de la web… 100% recomendable, ¡estés buscando trabajo o no!

Si has seguido todos estos consejos al pie de la letra, y te has informado bien sobre las solicitudes de trabajo, entonces es probable que te contacten para hacer una entrevista de trabajo más adelante. Lo más normal es que sea online si no vives en la zona, así que

¡asegúrate de ser profesional en la videollamada! Si, por otra parte, no has tenido la suerte de que te llamen, no te preocupes. Hay muchos peces en el agua, y que no te contacten no quiere decir que no merezcas la pena como trabajador. A veces, la clave está en insistir y continuar solicitando a otros puestos. Sea como sea, no te olvides nunca de hacer que cada una de tus solicitudes de trabajo sea única.

Related posts
“Tiene el mismo carácter que su padre” o “Se comporta como su madre” ¿Cuántas veces no hemos escuchado esta frase
Faltar a la escuela puede sonar bien, pero ¿por cuánto tiempo? Estamos seguros de que a estas alturas todos hemos
Los juegos de beber han estado presentes durante siglos, remontándonos a la antigua Grecia y China. Los estudiantes de todo

Leave a Reply

Your email address will not be published.